jueves, 18 de mayo de 2017

RETIROS


Tomado de: caminante-wanderer.blogspot.com.ar/



Hace algunos días incluí un comentario en una entrada anterior que decía: “Estoy de acuerdo con usted: cuidado con los retiros espirituales, sobre todo si son ignacianos. Vade retro!”. Recibí como respuesta un par de acotaciones de lectores del blog que muy enfáticamente me advertían acerca de los riesgos de mi condenación eterna por expresarme de ese modo. He pensado entonces que vendría bien exponer cuál es mi opinión sobre el tema. 
Da la impresión que mucha gente conservadora o tradicionalista considera que los retiros espirituales son indispensables para la salvación eterna. Y es falso. En primer lugar, porque la Iglesia en ninguno de sus preceptos nos manda hacer retiros y porque tampoco lo mandan los mandamientos. Por otro lado, tenemos una buena cantidad de santos que nunca hicieron retiros espirituales y, sin embargo, alcanzaron la salvación. Ya demasiado tenemos con diez mandamientos y cinco preceptos que cumplir para que nos quieran añadir otros. Se trata de un caso análogo al de mucho que están deseando que el Papa se dedique a definir dogmas anualmente, y cuantos más tengamos mejor... como si creer fuera cosa fácil, y como si no fuera ya suficiente con adherir a lo que proclamamos en el Símbolo de la fe. 
Que los retiros espirituales no sean obligatorios no significan que no sean recomendables. Claro que lo son, y creo que todo buen cristiano debería procurar dedicar algunos días al año, o algunas horas al día, a retirarse espiritualmente. Y aquí entra a tallar otra cuestión que tiene que ver con el tipo de retiro espiritual que se trata.
Si nos referimos a lo que podemos denominar retiros espirituales estructurados (en los que el “ejercitante” recibe varias prédicas por día por parte de un sacerdote y sobre las cuales debe meditar), hay que decir que son una invención moderna, cocida a las brasas de la devotio moderna. No conozco los datos históricos concretos -y si alguien los tiene le agradeceré que nos los pase- de cuándo comenzaron, pero se me hace que no será antes de los siglos XIV o XV. Es decir, apenas si ocupan un cuarto de toda la historia de la Iglesia. 
Por cierto que anteriormente existían los retiros espirituales, pero no del modo estructurado o moderno: consistían, simplemente, en que el cristiano se retiraba algunos días a un monasterio y allí, siguiendo los oficios litúrgicos y bajo la guía ocasional de algún monje, hacía su retiro. Era un modo mucho más natural y libre de retirarse del mundo, porque tampoco tiene mucho sentido alejarse de los ruidos seculares para caer presa de los ruidos, y de las peroratas, clericales. Y esto se dio a lo largo de toda la primera etapa de la cristiandad. Cuenta Paladio en su Historia láusica, que Evagrio Póntico, cuando dejó Constantinopla, se retiró a un monasterio en Jerusalén donde tomó la decisión de instalarse el desierto egipcio. Y cuenta el amigo y biógrafo de San Elredo, que éste se retiró al monasterio de Rieval mientras era funcionario de la corte del rey David I de Escocia, y fue allí donde decidió hacerse cistercience. Es decir, la historia nos dice que un santo del siglo IV y otro del siglo XII hacían retiros espirituales no estructurados: simplemente, se retiraban a un monasterio, y como el caso de ellos, habrán miles.
¿Todos los que hacían retiros encontraban allí la vocación religiosa? No; lo que ocurre es que nos han llegado los datos históricos de aquellos que no solamente tomaban estado de vida religioso sino que, además, sobresalían en él. Esto no implica, sin embargo, que los seglares acudieran en masa a los monasterios para retirarse. Tengamos presente que se trataba de una época en la que se respiraba la cultura cristiana y donde, quien más, quien menos, cumplía sus deberes religiosos. Por otro lado, la vida de las ciudades -que eran de dimensiones reducidas- y de los pueblos y villorios, donde vivía la mayoría de la población, estaba regida por la liturgia que actuaba como una suerte de retiro permanente. Sin pretender idealizar, lo que quiero decir es que la necesidad de retirarse del mundo es mucho mayor hoy que en la Edad Media. O pongámoslo del revés: El hombre contemporáneo está más alienado en las cosas del mundo que lo que lo estaba el hombre medieval, y por eso necesita con más urgencia el retirarse.


Que todos los monasterios tuvieran hospedería y que San Benito dedique unas cuantas páginas de su Regla a hablar de los huéspedes, está indicando que era función importantísima de los monjes recibir a los peregrinos. Muchos acudirían simplemente como una posta en un largo viaje, otros porque no tenían donde ir y otros porque necesitan retirarse. Y el retirarse consistía fundamentalmente en participar en los oficios monásticos. Recordemos que pocos eran los laicos que sabían leer y, quienes sabían, no siempre tenían acceso a los libros -porque eran extremadamente costosos-, por lo que tampoco se trataba de un retiro dedicado a leer las Escrituras o los sermones de San Agustín. Para eso habrá que esperar a la imprenta. Retirarse era dedicar tiempo a Dios participando de su culto en la liturgia y en el corazón.
Estos son, en mi opinión, los mejores y más fructíferos retiros espirituales: buscar un monasterio, hospedarse allí tres o cuatro días, participar de los oficios, tener algún buen monje a mano para hablar si resulta necesario y, ahora que todos sabemos leer y tenemos fácil acceso a los libros, llevarse la Biblia y un par de buenos libros de autores espirituales, y dedicar así tiempo a la lectura sosegada y receptiva a la voz del Espíritu que sopla en la brisa monástica. Esto es un retiro tradicional, o un retiro tal como lo entendió la tradición de quince siglos de la Iglesia.
Aquí, claro, hay un elemento fundamental para tener en cuenta, y es que no todos están preparados para este tipo de retiros. Es necesario que la persona tenga un cierto camino recorrido en la vida espiritual para que esos días de apartamiento le sirvan de algo. Si largamos a alguien que vive inmerso en el mundo a un monasterio con cuatro o cinco libros y el horario de las horas canónicas para que vaya a rezar con los monjes, lo más probable es que pierda el tiempo. Como decían los Padres del Desierto, en las soledades monásticas, la distracciones y ataques de los demonios no vienen de las cosas -que son muy pocas-, sino de los pensamientos. El pobre hombre no hará más que aburrirse y distraerse durante sus días de retiro. Por eso mismo, en estos casos lo más conveniente es recurrir a los retiros estructurados. Y esto es un problema espinoso porque estos retiros pueden ser no ya una pérdida de tiempo, sino un verdadero peligro para la fe o para el equilibrio psicológico de quien los hace. 
No es necesario aclarar que, si el retiro lo predica un cura progresista, no servirá absolutamente de nada más que aprender algo de sociología barata y derechos humanos en liquidación. Todo permanecerá en la horizontalidad de lo humano a lo que esta gente ha reducido la religión. Y por esta razón, muchos dirán: “Que haga un ignaciano, que tienen éxito garantizado”. Pero yo no estaré de acuerdo.
Reconozco que tengo tirria a los ejercicios ignacianos aunque creo que no es una aversión injustificada. Hice muchos durante muchos años: de una semana e, incluso, de mes: jamás me sirvieron de nada; más aún, en la mayor parte de los casos me hicieron daño. Lo más probable es que se deba a mis defectos. Sin embargo, cuando descubrí para mi sorpresa que había otra clase de retiros que no eran ignacianos, e hice uno de ellos -en este caso predicado por un sacerdote del Opus Dei- fue un bálsamo y un enorme alivio espiritual. Y de allí en más, siempre fue así. Por este motivo, tengo muchas reservas con respecto a la actitud de muchos que creen que arreando a la gente a hacer ejercicios ignacianos lograrán indefectiblemente un bien. En todo caso, restrinjo mi reserva: una cosa es ser arreados por el Santo Cura Brochero, y otra por un curita cualquiera. Recuerdo que en mi época de juventud, en ciertas diócesis que pasaban por conservadoras, se predicaban varias tandas de ejercicios por año, para varones y para mujeres, y lo más asombroso de todo es que los predicadores eran buenos muchachitos con dos años, o dos meses, de ordenados. ¡Qué disparate! Un joven de 24 años es un joven de 24 años por más cura que sea y por más libreto ignaciano que tenga en las manos y, por eso mismo, es un mono con navaja. Todos sabemos que el ambiente que se crea en los retiros por lo general deja a la persona muy vulnerable a nivel emotivo y, por eso mismo, con muchas posibilidades de ser manipulada, aunque sea con la mejor de las intenciones del predicador. ¿De qué otra manera se explican si no, la carrada de “vocaciones” que sacaban los sacerdotes de cierto instituto religioso destinado a encarnar la cultura, sino por la manipulación lisa y llana que el fundador y sus secuaces ejercían sobre los pobres jóvenes que se avecinaban?
Por eso -y esta es mi opinión y no es más que eso-, digo que el mejor retiro y más acorde a la tradición, es retirarse a un monasterio. Si por un motivo u otro se considera conveniente embarcarse en un retiro estructurado, mirar bien qué tipo de retiro se busca, -y esto se sabrá de acuerdo a la espiritualidad de cada uno, porque es bueno saber que la escuela ignaciana es sólo una de tantas escuelas de la espiritualidad católica- y, sobre todo, quién lo predica. Insisto, aquí es donde reside el peligro del que hablaba en mi comentario que dio pie a esta entrada. Aún cuando el predicador tenga la mejor de las intenciones, es capaz de hacer mucho daño. Se necesita un abba, es decir, un padre. Y abba se hace, no se nace, ni se consigue con la sola imposición de manos. 


Escolio 1: Un dato que vale la pena recordar. Más de una vez escuché decir que la Santísima Virgen era la que habían inspirado a San Ignacio de Loyola los Ejercicios Espirituales en la cueva de Manresa. Lo cierto es que, si hubo un inspirador, fue García de Cisneros, abad de Monserrat. Está claro que el libro de los Ejercicios es una buena copia o adaptación si se quiere (los jesuitas lo llaman “recreación”) del Ejercitatorio de vida espiritual, escrito por Cisneros, y mediado por un resumen realizado por un monje anónimo de la misma abadía de Monserrat, llamado Compendio breve de ejercicios espirituales. Concretamente, lo de San Ignacio es el resumen de un resumen. Y esto no va en su desmedro. Era una práctica muy habitual aprovechar lo que otros habían escrito, y eso no significaba ni plagio ni deshonestidad. Pero lo cierto es que los ejercicios ignacianos, de “ignacianos” tienen menos de lo que se cree. 
Escolio 2: Resulta casi enternecedora la ingenuidad con la que un anónimo sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado escribió la entrada de Wikipedia sobre Ejercicios espirituales. Además de ser elemental e incompleta, no se priva de afirmar que, quienes los predican, son los jesuitas y los miembros del IVE y, además, deja un link para que los interesados pueden hacer los ejercicios ¡de modo virtual!, por supuesto, con un sacerdote de ese instituto. Pero lo más asombroso de todo es que dice: “Un Instituto religioso que sigue esta espiritualidad y practica los Ejercicios durante el noviciado y cada 10 años, es el Instituto del Verbo Encarnado”. Flaco favor le hacen a San Ignacio y pocas técnicas de marketing tienen porque si la práctica de la espiritualidad y de los ejercicios ignacianos es la propia del IVE, estamos en el horno: el fundador, predicador serial de ejercicios ignacianos durante décadas, está condenado por la Santa Sede por abuso de sacerdotes y seminaristas, y de todos los sacerdotes que hicieron puntualmente sus ejercicios ignacianos durante años, alrededor de doscientos han dejado el Instituto y, de esos, noventa han abandonado el ministerio, lo cual representa el 30% del total de miembros. Y mejor arrojemos un manto de piedad a lo que ocurre con la rama femenina del Instituto.

miércoles, 10 de mayo de 2017

ABYECTO, UNÁMINE Y VELOZ RECHAZO DE UN FALLO DE LA CORTE




Por: Cosme Beccar Varela
Hace mal a la salud leer las noticias de estos días sobre las reacciones viles y groseras de todo el arco político, empezando por el macrismo, contra al fallo de la Corte sobre la aplicación del absurdo beneficio de contar como dos años, cada año de cárcel pasado en prisión preventiva, dispuesto por la ley 24.390 dictada en 1994 y derogada en el 2001. La izquierda que cometió crímenes atroces durante los años del terrorismo, causando miles de víctimas inocentes, dirige la orquesta servil de todos los políticos que se atropellan para estar en la primera fila de los abyectos impugnantes de ese fallo en tanto y en cuanto beneficie a un acusado de haber participado en la represión del terrorismo, pero nada dicen cuando beneficia a toda clase de criminales, aún a los peores asesinos, violadores, secuestradores, estafadores, ladrones a mano armada, etc. Esto me hace acordar a los asesinatos cometidos por la plebe de la revolución francesa contra los indefensos presos de las cárceles de Paris, en Septiembre de 1792. Mataban sólo a los nobles y “sospechosos” de contrarrevolución que estaban presos por el sólo hecho de ser tales y protegían a los delincuentes comunes que estaban en el mismo lugar, por horribles que fueran sus crímenes. 
Según el diario "La Nación" de hoy, 10/5/2017 (pag. 10) a una "lluvia de pedidos" de inclusión en el beneficio reconocido por el fallo de la Corte, siguió "una catarata de negativas" de todos los jueces de primera instancia dictados a la velocidad del rayo. Con la misma velocidad del rayo, en un día y por unanimidad menos uno, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley pergeñado por el tránsfuga Pinedo, reincidente en la traición de los principios más elementales del decoro, con el agravante de que es un "niño bien" devenido sirviente de la izquierda para hacer carrera que, sin embargo, no se priva de vivir como uno de los de la clase social a la que él pertenece sólo físicamente, pero de cuyos deberes de honor y de fidelidad a las tradiciones patrias desertó sin rubor desde hace rato. El mismo repudiable personaje, con una celeridad que no le es habitual, dada su cara de dormido con los párpados caídos, convocó a una reunión especial del Senado para hoy a las 10 para que proceda a convertir en ley-express la despreciable iniciativa de la que es autor. La aprobación está asegurada por la cobardía ruin de los senadores, personajes que el público no conoce y que no se mueven sino para adular a la izquierda o servir intereses inconfesables. 
Con la misma velocidad se organizó, autorizó y promovió con un guiño de Macri una manifestación en Plaza de Mayo, de ayer a hoy, para repudiar el fallo. El Fiscal Marijuan, uno que los zonzos de siempre consideran uno de los pocos fiscales "independientes" (no conozco a ninguno), con una insolencia igual a su carencia de fundamentos, también a velocidad fulmínea, denunció por prevaricato a los tres jueces de la Corte que votaron a favor del fallo, y el Juez Rafecas, de rigurosa raigambre kirchnerista, tiene el caso en sus manos. La acusación del fiscal alega que el fallo en cuestión "podría contrariar el contrato social de los argentinos y la política de Estado sostenida por los tres poderes para perseguir, juzgar y sancionar las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura" ("La Nación", ibidem). 
Ese argumento es en sí mismo una confesión de prevaricato, porque los jueces no pueden coordinar su actuación siguiendo una misma política con los otros dos poderes del Estado sin violar la debida imparcialidad que es de la esencia de la magistratura. Y esa hipócrita reminiscencia "roussoniana" de un supuesto "contrato social de los argentinos" que obliga a seguir la misma política, es una mentira descarada. No existe tal "contrato social". Lo que sí existe es una conjura fabricada en los talleres ideológicos de la izquierda para aniquilar las FFAA y acabar con los secuestrados políticos por prisión indebida, insalubre y mortal, y eso no se llama "contrato social" sino "asociación ilícita" para matar. 
Parafraseando al diario citado más arriba, es como si una lluvia de bajeza y una catarata de grosería hubiera caído sobre el país desde los negros nubarrones de la tragedia innoble que está viviendo el país desde que la secta neo-comunista que encumbró a los Kirchner y al actual muñeco que ocupa la Casa Rosada, resolvió finiquitar el proceso de destrucción de las FFAA iniciado torpemente por los Jefes de la revolución de 1976. Ahora está en curso el golpe de gracia que consiste en canonizar a los asesinos de la izquierda y demonizar a quienes los trataron de reprimir dejando de lado, muchas veces, la moral y la ley en aras de una "eficacia de guerra" que resultó ser un "tiro por la culata", probablemente sugerido también por la misma secta que después los encerró en la cárcel atropellando toda forma de Derecho. Lo hicieron también, obedientes al "dictatum" de lo "politically correct", todos los políticos de todas las denominaciones y lo siguen haciendo "a lo bestia" y esta reacción frente al fallo de la Corte sigue siendo una nueva exhibición de los hábitos bestiales de las bestias, como no podía ser de otro modo. 
No han dejado lugar para una "reconciliación" nacional que debería empezar por el INDULTO de todos los secuestrados políticos. Ni siquiera es ya posible un análisis sereno de lo ocurrido con el ánimo de un historiador que investiga, juzga, absuelve o condena con fines pedagógico-políticos. Todo ha quedado envuelto en la polvareda del odio de unos y de la cobardía de los otros. Todo es tan repulsivo que da náuseas y lo rechazo in limine, a pesar de que en los aciagos tiempos del terrorismo y siendo muy probablemente yo uno de los blancos de los terroristas por mis constantes ataques públicos al comunismo, al socialismo y al peronismo (amalgama amorfa de los otros dos), a pesar de eso, digo, rechacé siempre el "sistema" elegido por los jefes militares para la represión puesto que era obvio que estaban cometiendo muchas injusticias y proveyendo a la izquierda argumentos para su futura victoria política y para la destrucción de las FFAA. 
Sin embargo, estas distinciones y elucubraciones históricas ya no tienen lugar. Ahora sólo quedan dos realidades horribles: una, la situación dolorosísima de los secuestrados políticos y la de sus familias y la otra, el espectáculo perverso del odio de la izquierda victoriosa, dominándolo todo y amenazando a todos, "al voleo", con sus odios personales como única guía y la complicidad del Poder Judicial que no existe, como lo comprueba la "catarata de negativas" citada más arriba y la vergonzosa historia de sus prevaricaciones en el origen de esos secuestros y la muerte de las víctimas. 
Y hay una tercera realidad repulsiva que es la indiferencia del pueblo "argentino", en especial de sus clases cultas, frente a ese despliegue de prepotencia de los políticos profesionales, de los jueces vendidos y de la prensa venenosa. No hay un sólo síntoma de inteligencia ni menos aún de valentía para detener esta ola de excrementos ni para enjugar la "catarata" de lágrimas que los malvados provocan. 40.000.000 de egoístas, dentro de los cuales están los 2.000.000 de las clases cultas que tienen la posibilidad de organizarse para detener esta cabalgata enloquecida hacia el abismo, y no lo hacen. Ni lo harán. 
La ira de Dios planea sobre estos lodos malolientes. Y aunque lo de hoy es peor que lo de ayer y lo de mañana será peor que lo de hoy, mostrando así una tendencia inexorable, nadie intentará oponerse seriamente a la audacia de los malos. Así de bajo hemos caído y seguiremos cayendo.

martes, 9 de mayo de 2017

LA ARGENTINA PRISIONERA: Por Hugo Abete



La Argentina está prisionera… prisionera de la mentira, del error y la confusión.
La Argentina está prisionera porque tenemos una justicia corrupta y prevaricadora que ha impuesto arbitrariamente una “cobertura legal” a una verdadera y manifiesta injusticia. Por que ha avalado al terrorismo que asoló a la República durante la guerra contra la subversión permitiendo que cuarenta años después tribunales revolucionarios juzgasen y condenasen, contra derecho, a las Fuerzas del Orden de la Nación con el agravante de que quienes iniciaron la guerra, robaron, secuestraron y asesinaron compatriotas inocentes, gocen de plena libertad e incluso hayan cobrado millonarias indemnizaciones bajo el falaz argumento de considerarlos jóvenes idealistas.
La Argentina está prisionera de una historia inventada que sobre la base de algunas semillas de verdad se ha impuesto como algo real en la sociedad que alimentada por la propaganda política y la acción psicológica que transmiten los medios de comunicación (arma letal de la guerra psicopolítica), termina aceptándola y convenciéndose de que las cosas fueron así cuando en realidad no lo fueron.
La Argentina esta prisionera de un presidente que para llegar a serlo dijo “voy a terminar con el curro de los derechos humanos”. Ello le permitió captar una importante cantidad de votos de la clase media y cuando accedió al poder y tuvo oportunidad de demostrarlo, hizo todo lo contrario al rendirle homenaje a los terroristas frente a la visita de líderes mundiales que visitaban el mal llamado parque de la memoria.
La Argentina está prisionera de una prensa escrita, radial y televisiva que carece de valores y sólo quiere quedar bien con lo que está de moda. Es la prensa que en forma cómplice habla de genocidio en la Argentina cuando se sabe que aquí no hubo tal cosa y que el empleo de tal término es una estrategia ideológica revolucionaria para victimizar a los terroristas y enjuiciar a las Fuerzas del Orden de la Nación. Prisionera de esa prensa que condena a todo aquél que viste uniforme y permite que a su lado se sienten terroristas que sueltos de cuerpo, como el señor Anguita, dice ante cuarenta millones de argentinos que ellos luchaban por la revolución socialista y que para ello robaban bancos, secuestraban, ponían bombas y asesinaban a compatriotas.
La Argentina está prisionera de esa prensa que se presta a considerar como “negacionistas” a aquellos que como yo, negamos el genocidio o la teoría de que el único demonio fueron las FFAA. Y cuando decimos que lo negamos no lo hacemos sin fundamentos. Lo hacemos porque conociendo la verdad por haber sido protagonistas, negamos y recontra negamos lo que no es verdad, avalado por importantes juristas y especialistas en el tema como en la Argentina lo puede ser el Doctor Jaime Malamud Gotti, que por cierto tuvo mucho que ver con estos temas durante el gobierno de Alfonsín.
La Argentina está prisionera de la conciencia de la Patria que constantemente le está reclamando que ha abandonado a sus héroes de Malvinas que derramaron su sangre por todos nosotros y hoy están presos de la venganza terrorista que infiltrada en el poder y en la justicia los condena arbitrariamente. Tales los casos del teniente coronel Emilio Nani detenido hace un par de días para ofensa de la Patria verdadera, o del coronel Horacio Losito, entre otros, que ya lleva varios y largos años de injusta prisión.
La Argentina está prisionera porque su sociedad sabe que hay otro demonio, el que inició la guerra, el que sembró de terror a la Patria por más de una década, ese mismo demonio que en boca de uno de sus principales exponentes, “el perro” (tal su nombre de guerra) Horacio Verbistky, confesó en su programa de TV que ellos (los montoneros), necesitaban el golpe de estado para no quedar descolocados con sus actos de terror en pleno gobierno democrático. Y por ello intensificaron los mismos, a fin de lograr el caos y que los militares tomaran el poder y los legitimaran. Lamentablemente los militares cayeron en la trampa y apoyados por toda la sociedad produjeron el 24 de marzo de 1976.,
En síntesis, la Argentina está prisionera de una revolución anticristiana que apoyada en los medios de comunicación dominantes, va avanzando día a día y aniquilando esa escala de valores tradicionales que nos vienen de nuestra cultura Cristiano Católica que nada tiene que ver con lo que hoy está pasando en nuestra querida Patria.
¡Por Dios y por la Patria!

Tomado de: prensarepublicana.com

miércoles, 3 de mayo de 2017

PIDIENDO ASILO Y PROTECCIÓN EN LA CASA DEL LOBO


Un militar retirado pidió asilo en la Nunciatura y no lo dejaron entrar

Emilio Guillermo Nani combatió en Malvinas y participó en 1989 de la recuperación del cuartel militar de La Tablada; dice que un juez federal de Mar del Plata "habría resuelto ordenar" su captura para procesarlo por delitos de lesa humanidad






Un militar retirado que está siendo investigado en un juicio por delitos de lesa humanidad pidió asilo diplomático en la Nunciatura Apostólica en la Argentina, por considerarse perseguido político. Pero en la sede diplomática del Vaticano no le permitieron ingresar, por lo que debió conformarse con dejar una nota.
El hecho fue protagonizado por el teniente coronel retirado Emilio Guillermo Nani, quien al mediodía se dirigió a la señorial sede de Avenida y Alvear y Montevideo, luego de tomar conocimiento de que un juez federal de Mar del Plata estaría por dictar una orden de detención en su contra.
Así lo confirmó a LA NACION el abogado del militar, el doctor Eduardo San Emeterio, quien explicó que Nani fue atendido por una secretaria de la Nunciatura, quien le informó que el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, no se encontraba en el lugar, ya que hasta el viernes participa de la asamblea plenaria del Episcopado, que se desarrolla en Pilar. "Tampoco pudo hablar con otra autoridad de la Nunciatura, por lo que mi defendido entregó una nota en la que detalla su situación de perseguido político", explicó su abogado.
Nani, de 71 años, combatió en Malvinas y participó en 1989 de la recuperación del cuartel militar de La Tablada -ante el ataque del Movimiento Todos por la Patria (MTP)-, donde fue herido de gravedad, al recibir un balazo en el ojo, por lo que hoy utiliza un parche. En su momento fue condecorado por el entonces presidente Raúl Alfonsín "por haber defendido las instituciones", pero una década después devolvió la distinción al sentirse defraudado por el trato que recibió el Ejército en los sucesivos gobiernos.
La sede de la Nunciatura Apostólica, ubicada en la Avenida y Alvear y Montevideo
La sede de la Nunciatura Apostólica, ubicada en la Avenida y Alvear y Montevideo. Foto: Captura de pantalla Google Maps
En la nota dejada al nuncio, de cuatro carillas, Nani fundamenta el pedido de asilo y advierte que lo hace "debido a la ausencia casi absoluta, en mi país, de garantías constitucionales y procesales para quienes tuvimos la responsabilidad de participar en la guerra contraterrorista, ordenada por gobiernos democráticos".
Según denuncia el propio militar, el juez federal Santiago Inchausti, titular de los juzgados 1 y 3 de Mar del Plata, "habría resuelto ordenar" su captura para procesarlo por delitos de lesa humanidad. Nani actuó en el Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 (GADA 601), con asiento en esa ciudad. "Nunca fue imputado ni citado en ninguna causa de lesa humanidad", acotó su letrado.
El abogado San Emeterio dijo que no conoce antecedentes de militares que hayan pedido asilo a la Santa Sede. "Pero sí hay varios casos de países que denegaron la extradición de militares por considerar que los delitos que se le imputaban estaban prescriptos", comentó, al citar el caso del capitán retirado Jorge Wagner, liberado en España.
Visto en : http://www.lanacion.com.ar

sábado, 29 de abril de 2017

LA IGLESIA CATÓLICA ES LA ÚNICA IGLESIA QUE JESUCRISTO FUNDÓ Y LLEGARÁ HASTA EL FIN DE LOS TIEMPOS ...



En el momento actual, frente a una gran cantidad de grupos que se consideran «Iglesia de Cristo», la pregunta es: «¿Cuál es la verdadera Iglesia de Cristo, es decir la que fundó Jesús personalmente, cuando vivió en este mundo, y que cuenta con todos los poderes que Cristo entregó a Pedro y a los apóstoles, como pastores de su Iglesia?».
Sin duda tiene que tratarse de una sola Iglesia y no de muchas, como hay actualmente. Entre todos los grupos que se consideran cristianos, solamente uno podrá decir: «Yo soy la verdadera Iglesia que fundó Cristo personalmente y llegará hasta el fin del mundo; solamente en mí se encuentran todos los medios de salvación que Cristo estableció para sus discípulos; solamente mis pastores cuentan con todos los poderes que Cristo entregó a sus apóstoles; solamente yo tengo la garantía de llevar intacto y sin errores el Evangelio de Cristo hasta los últimos confines de la tierra». 
Pues bien, ¿cuál es esta Iglesia? La Iglesia Católica.
¿Por qué? Porque es la única que arranca desde Jesús, la única que puede demostrar su antigüedad hasta llegar a los apóstoles y al mismo San Pedro, el jefe de ellos. Sobre este punto no existe ninguna duda. Tenemos millares y millares de documentos que lo comprueban. 
Al contrario, todos los demás grupos de sectas tendrán a lo sumo cien, doscientos, trescientos o poco más años de existencia. ¿Cómo podrán afirmar que son la Iglesia que fundó Cristo?
Hermano, ¿permites que te haga una pregunta? ¿Has pensado alguna vez en los orígenes y los actuales jefes de tu iglesia? Estoy seguro de que, los que te hicieron cambiar de religión, te hablaron muy bonito sobre Cristo, pero no te dijeron nada acerca de los orígenes, la historia y los jefes actuales de su religión, mientras te hablaron mal de la Iglesia Católica. ¿Te has preguntado el por qué? Sencillamente quisieron aumentar su grupo, sin manifestar ninguna preocupación por la verdad de las cosas. Y esto está mal. Antes que nada, Jesús nos invita a ser sinceros y a no tratar de engañar a nadie.
Tú me dirás: «Una vez que cambié de religión, me arrepentí, me entregué a Cristo... y sentí muy bonito».
«De acuerdo —te contesto—. Siempre que uno se arrepiente de sus pecados sinceramente, según sus conocimientos y su capacidad, Dios le perdona y le da su paz. Pero no es este el problema. Lo que Jesús vino a traer a este mundo es mucho más amplio. Es como comparar la comida de un pobresito, que con dos taquitos se siente satisfecho, con otra que cuenta con una gran variedad de platillos sabrosos. En esto consiste la diferencia entre la Iglesia Católica y los demás grupos cristianos. El problema no está en lo que tienen de bueno, sino en lo que les falta».
En realidad solamente la Iglesia Católica posee la plenitud de la verdad y de los medios de santificación. Basta echar un vistazo a los distintos grupos cristianos, para que uno fácilmente se dé cuenta que a un grupo le falta una cosa, a otro le falta otra cosa; uno afirma algo y otro afirma todo lo contrario. Ni modo. Así es cuando cada cual quiere buscar la verdad por su cuenta y no acude a la Única Iglesia, que fundó Jesús y está encargada de llevar el Evangelio a todo el mundo.

viernes, 28 de abril de 2017

EL LIBERALISMO ES PECADO... [Entrevista] Agustín Laje: “Estoy a favor de la unión civil”



A pocas horas de dejar Perú, Agustín Laje concedió una entrevista a Punto y Coma para hablar sobre uno de los temas que volvió a marcar la agenda mediática la semana pasada: la ideología de género. El joven escritor argentino había llegado al país, junto a Nicolás Márquez, para dar una serie de conferencias sobre el tema y para promocionar su último título, El libro negro de la nueva izquierda.

La tesis que Laje plantea contra lo que él denomina “ideología de género” resulta llamativa para la opinión pública porque ofrece argumentos con respaldo académico y científico. En esta primera parte de la entrevista explica algunos aspectos de su postura.

¿“Ideología” o “enfoque de género”?
Nosotros consideramos que es “ideología” y no “enfoque”, porque es anticientífica. Tomamos la acepción epistemológica de “ideología”, como una falsación de la realidad. Decir que el “sexo” siempre fue “género” es ir contra los hallazgos de la ciencia que estudian nuestro cuerpo humano.

¿Qué pasaría si en unos años la ciencia determinara que existe el “gen gay”?
Si existiera el gen gay, hablaríamos de naturaleza también. Diríamos que hay algo en la naturaleza humana que a ciertas personas les hace inclinarse por personas de su mismo sexo, es decir, el componente natural sigue presente en la sexualidad.

¿Lo que llamas la “ideología de género” lo planteas como un problema político o religioso?
No es un problema teológico, religioso. A los grupos religiosos que se nos acercan, les planteamos formalmente: “esto no es un problema de Dios o no Dios. Esto es un problema de política de una izquierda”. A raíz de la crisis de la izquierda en los 60, se plantea hacer una “revolución cultural” a través de la ideología de género. Lo que ahora hay es una revolución gradual y pasiva, casi imperceptible, que no busca expropiar los medios de producción, sino la manera en que piensa la gente.

¿Y cuál es el fin de esta “revolución cultural”?
Ellos plantean una “visión estatista”, porque no hay una ideología de género sin estatismo. Necesitan del Estado para poder cambiar el sentido común. No hay ningún lugar del mundo en el que se haya dado sin estatismo: a más ideología de género, más Estado.

Entonces, estás en contra de la “ideología de género” en tanto que promueve el estatismo, pero ¿estás de acuerdo con los derechos de la comunidad LGTBI?
Yo estoy completamente de acuerdo con eso. Los derechos de igualdad ante la ley, sí.

¿Y a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo?
Sí, una unión civil sí, no un matrimonio. Si es una unión civil, no afectaría el concepto original de “matrimonio” y no ofendería a nadie. Además, lo que cada quien haga con su sexualidad es un tema íntimo, en el que nadie puede intervenir.

¿Una unión civil con todos los privilegios de un matrimonio?
Menos el de la adopción, porque no hay investigación de cuánto puede afectar a un niño el haber sido criado por dos padres o dos madres. Y jugar al experimento social es muy arriesgado. No es el derecho de una pareja el de adoptar, sino el de un niño el de tener una familia. Primero es el derecho del niño.

Curiosamente, en Perú el tema se ha propuesto desde la derecha…

PPK le debe mucho a la izquierda, le debe el poder. PPK se alió con la izquierda para obtener votos y es posible que haya hecho un acuerdo para recibir ese apoyo. De todos modos, el tema se ha hecho transversal, hegemónico, que ha llegado hasta la universidad, porque es un producto académico, no es un producto de las masas. Además, ha invadido los medios de comunicación, y el financiamiento internacional que tiene es muy grande.

En Perú hay una mayoría conservadora en cuanto a religión, ¿aun así podría emerger la “ideología de género”?
Aunque hay mayoría creyente, los movimientos religiosos son bastante inorgánicos, cada quien está por su lado. Eso pasa cuando no se politiza el tema y se entiende solo como iglesia, religión. Si no se politiza desde estos sectores y si no se incluye a quienes no practican religión alguna, creo que van a tener complicada la lucha.
Visto en: puntoycoma.pe

jueves, 27 de abril de 2017

Y ADORARON A LA BESTIA... En la Catedral de S. Pedro de Alcántara en la ciudad de Petrópolis en Brasil, el Novus Ordo Missae quedó desplazado por el culto a la estatua de Bergoglio, robándole el culto de Latría que le corresponde solamente a Dios. Lo cual es un acto de idolatría.





Apocalipsis 14: 9-11

A éstos siguió el tercer ángel diciendo en voz alta: Si alguno adorare la bestia y a su imagen, y recibiere la marca en su frente o en su mano, éste ha de beber también del vino de la ira de Dios, de aquel vino puro preparado en el cáliz de la cólera divina, y ha de ser atormentado con fuego y azufre a vista de los ángeles santos, y en la presencia del Cordero. Y el humo de sus tormentos estará subiendo por los siglos de los siglos, sin que tengan descanso alguno de día ni de noche, los que adoraron la bestia y su imagen, como tampoco cualquiera que recibió la divisa de su nombre.

martes, 25 de abril de 2017

ORACIÓN DE PERSEVERANCIA




¡Madre Inmaculada! ¡Que no nos cansemos!
¡Madre Nuestra! ¡Una petición! ¡Que no nos cansemos!
Sí, aunque el desaliento por el poco fruto o por la ingratitud nos asalte, aunque la flaqueza nos ablande, aunque el furor del enemigo nos persiga y nos calumnie, aunque nos falten el dinero y los auxilios humanos, aunque vinieran al suelo nuestras obras y tuviéramos que empezar de nuevo…
¡Madre amada! ¡Que no nos cansemos!
Firmes, decididos, alentados, sonrientes siempre, con los ojos de la cara fijos en el prójimo y en sus necesidades, para socorrerlos, y con los ojos del alma fijos en el Corazón de Jesús que está en el Sagrario, ocupemos nuestro puesto, el que a cada uno nos ha señalado Dios.
¡Nada de volver la cara atrás!
¡Nada de cruzarse de brazos!
¡Nada de estériles lamentos!
Mientras nos quede una gota de sangre que derramar, unas monedas que repartir, un poco de energía que gastar, una palabra que decir, un aliento de nuestro corazón, un poco de fuerza en nuestras manos o en nuestros pies, que puedan servir para dar gloria a Él y a Ti y para hacer un poco de bien a nuestros hermanos…
¡Madre mía, por última vez!
¡Morir antes de cansarnos!

viernes, 21 de abril de 2017

PUEDA SER QUE EL PRESIDENTE MM HAGA LO MISMO EN NUESTRO PAÍS...: Rusia prohíbe por "extremista" la actividad de los Testigos de Jehová



El Tribunal Supremo de Rusia ha determinado que la organización es un grupo extremista, con lo que su actividad queda prohibida en todo el territorio nacional.


Días atrás, el Ministerio de Justicia ruso había suspendido la actividad de una sede local de esa organización, que incluyó en la lista de entidades religiosas y públicas cuyo funcionamiento ha sido interrumpido por ejercer actividades extremistas.
Por su parte, los representantes de esta organización han señalado que apelarán la decisión judicial que los obliga a detener su actividad en Rusia.

Representantes de los Testigos de Jehová participan en la audiencia para la prohibición de sus actividades. Moscú, 20 de abril de 2017.Vasily MAXIMOVAFP
¿Una secta o una respetable organización religiosa?

La organización Testigos de Jehová es un grupo religioso internacional fundado en 1881 en la ciudad de Pittsburgh, EE.UU. por el pastor estadounidense Charles Taze Russell. Su principio doctrinario se basa sobre la creencia del establecimiento de un paraíso en la Tierra, al que tendrán acceso únicamente 144.000 seres humanos, conocidos como 'los ungidos'.



Los Testigos de Jehová investigan los pasajes bíblicos, pero rechazan algunas de sus prácticas, creen en la vida y la resurrección de Cristo y utilizan cierta terminología cristiana. Asimismo, prohíben a sus miembros el consumo de alcohol y de drogas, no reconocen las instituciones, así como tampoco algunas obligaciones civiles ni algunas de sus prácticas como el divorcio, el servicio militar o la transfusión de sangre, y exigen una sumisión total a la voluntad y los objetivos de la organización.
Uno de sus exmiembros había denunciado recientemente a este grupo como un culto que "trata de controlar las emociones, el pensamiento, la información y el comportamiento de las personas" y acusó a sus dirigentes de llevar a cabo prácticas que menosprecian el papel de la mujer en la familia. 

Una violación a las leyes rusas

Entre el 8 y el 27 de febrero pasado se llevó a cabo una inspección no programada a las instalaciones de esta organización. La misma reveló una violación a los reglamentos y a la legislación rusa en materia de la lucha contra las actividades extremistas.
Esta organización internacional, que cuenta con 8 millones de seguidores a nivel mundial—unos 175.000 en territorio ruso—, ha tenido varios problemas con la ley en Rusia. En numerosas ocasiones se les ha impuesto multas por posesión de materiales extremistas o se les ha ordenado judicialmente el cierre de sus centros.
Visto en: https://actualidad.rt.com